REGULATORY ENVIRONMENT

MIFID

 

The Markets in Financial Instruments Directive (“MiFID”) is a European Union law that provides harmonised regulation for investment services across the 31 member states of the European Economic Area (the 28 Member States of the EU plus Iceland, Norway and Liechtenstein). The main objectives of the Directive are to increase competition and consumer protection in investment services. As of the effective date, 1 November 2007, it replaced the Investment Services Directive.

Todas las inversiones implican riesgos, y el desempeño anterior de una empresa de valores, industria, sector, mercado, productos financieros, estrategia de trading o operaciones individuales no garantiza resultados o rendimientos futuros. Los inversores son totalmente responsables de las decisiones de inversión que tomen. Dichas decisiones deben basarse únicamente en una evaluación de sus circunstancias financieras, objetivos de inversión, tolerancia al riesgo y necesidades de liquidez.

 

Cualquier opinión, noticia, investigación, análisis, precios u otra información ofrecida por fxcryptoclub.cc, se dispone como comentario general del mercado y no constituye asesoramiento de inversión. fxcryptoclub.cc no aceptará responsabilidad alguna por pérdidas o daños, incluyendo, entre otros, pérdidas de ganancias, que puedan surgir directa o indirectamente del uso o la confianza en dicha información.

Utilizamos cookies para los siguientes fines: para habilitar ciertas funciones del Servicio, para disponer análisis, para almacenar sus preferencias, para habilitar la entrega de anuncios, incluyendo la publicidad de comportamiento. Utilizamos cookies de sesión y persistentes en el Servicio y utilizamos diferentes tipos de cookies para ejecutar el Servicio.

Los CFD son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 64% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero al trading CFD con este proveedor. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse el lujo de asumir el alto riesgo de perder su dinero.